Si estás empezando con tu proyecto, es posible que la inversión que puedes hacer sea limitada y que te plantees hacer una página web de coste reducido. Así que es probable que te preguntes si realmente merece la pena una página web barata.

Al haber un catálogo de ofertas tan amplio, nos puede costar un poco saber exactamente cómo filtrar lo que realmente tiene calidad de lo que no. Porque la realidad es la siguiente: una página web de 1.500 € no tiene por qué ser buena al igual que una página web por menos de 300 € no tiene por qué ser mala.

Es importante saber qué necesitas y qué te ofrecen por la inversión que puedes hacer y a partir de ahí decidir si te merece la pena o no una página web barata.

Dicho esto, vamos a ver qué aspectos debes tener en cuenta para tomar la mejor decisión.

¿Qué se considera una página web barata?

Antes de empezar a ver las claves para saber si merece la pena una página web barata, tenemos que saber cuánto cuesta una página web en 2020. Actualmente el precio de una web pequeña corporativa y básica puede ir de los 700€ en adelante. Esto no quiere decir que ese precio sea “caro” ya que ese tipo de servicios probablemente incluya un asesoramiento y un diseño personalizado para tu proyecto entre otros servicios.

Por tanto, puede considerarse que una página web es barata cuanto tiene un precio inferior a los 300€. Dicho esto, vamos a repasar los distintos aspectos a tener en cuenta para saber si realmente te merece la pena una página web barata.

Claves para saber si una página web barata te merece la pena.

Una vez sabes de forma muy resumida los precios aproximados de una página web, tienes que hacerte una serie de preguntas para saber si te merece la pena una página web de un precio reducido o, por lo contrario, tu proyecto requiere de mayor inversión.

Como cada situación es diferente y dependerá de las necesidades de cada persona, tienes que tener en cuenta tu situación personal.

¿Cuánto puedes invertir?

Estudia qué inversión puedes hacer y limita tu búsqueda en esa horquilla presupuestaria. Si tu presupuesto es muy reducido, puedes consultar algún servicio que te permita hacer tu web con una inversión mínima.

¿Qué me ofrecen y a qué precio?

Una vez decidido cuánto puedes invertir, tienes que analizar en detalle qué te ofrecen por ese precio.

Aquí es exactamente donde tienes que empezar a ver si la página web que te ofrecen es realmente para ti.

Es decir, huye de servicios que te ofrecen páginas webs por 200€ que te incluyen páginas ilimitadas o un plan de marketing avanzado.

Hacer todas estas cosas requiere mucho tiempo, así que si te ofrecen todos estos servicios a un precio muy reducido es, principalmente, porque no le van a dedicar el tiempo que deberían o porque no va a ser un trabajo 100% profesional.

Asegúrate, además, de que la página web que vas a contratar sea segura y cuente con un certificado SSL. Si no es así, tendrás que contratarlo aparte.

¿Tienes tiempo para dedicarle a tu página web?

A parte de la inversión económica que podemos hacer, también tenemos que tener en cuenta cuánto tiempo vamos a poder invertir y si queremos gestionar la página web por nuestra cuenta. Lo ideal sería que nosotros mismos podamos editar y cambiar cualquier aspecto de la web para no depender de terceros salvo para cosas muy puntuales y que se nos escapen, por lo que un gestor de contenido (CMS) como WordPress es la mejor opción por la cantidad de beneficios que aporta a nuestro proyecto.

Para saber qué tipo de web nos merece la pena, vamos a separarlas en 3 niveles según el tiempo que vamos a tener que dedicarle:

  1. Hazlo todo tú: si tienes tiempo de sobra, puedes comprar un dominio y un hosting para instalarte WordPress y hacer toda la web por tu cuenta. En este caso podría tener algún gasto derivado como un tema premium (muy recomendable) o plugins que puedas necesitar. Esta es la mejor opción si te apetece trastear con WordPress o iniciarte en el mundo del diseño web.
  2. Ocúpate solo de lo importante: esta podría ser una buena opción si tienes un presupuesto muy reducido, pero tampoco quieres perder tiempo intentando instalar/configurar WordPress y viendo qué hosting comprar. Para ello podrías optar por un servicio en el que partas de una base sólida donde solo tengas que cambiar textos e imágenes. De esta forma le dedicarías solo tiempo a lo importante, pero aprenderías a gestionar tu propia web.
  3. No hagas nada: si la inversión no es un problema, la mejor opción sería contratar a un servicio de diseño web integral para que no tengas que hacer absolutamente nada.

¿Por qué no hacer tu página web gratis?

Como habrás visto, hay infinidad de ofertas de constructores webs para páginas webs gratuitas.

Hacer una página web gratuita se traduce en que vas a ser invisible en internet y que le vas a restar profesionalidad a tu negocio. Ten en cuenta que este tipo de servicios pondrán publicidad en tu página web y que utilizan subdominios, por lo que tu página web se vería algo parecido a esto: www.tuweb.creadorwebgratis.com

Esto significa que tu proyecto va a carecer de cualquier identidad, porque le va a pertenecer en todo momento al creador de webs gratuito.

Si quieres ir un poquito más allá, estos servicios ofrecen planes de pago mensuales para poder crear tu web con los que tendrías un dominio personalizado entre otras funcionalidades. No obstante, como utilizan su propio Gestor de Contenidos (es decir, que no utilizan WordPress), si decides cancelar su servicio para utilizar otro, no podrás porque tu web ya no será compatible con otro gestor de contenidos.

La única solución sería hacer tu web de nuevo en otra plataforma.

La ventaja de utilizar WordPress es que te puedes llevar tu página web a cualquier hosting porque es un sistema de código abierto que puedes instalar en cualquier proveedor.

Entonces, ¿merece la pena una página web barata?

Como hemos visto a lo largo del post, la respuesta es: depende.

Tienes que hacer un estudio de tu situación actual para analizar en detalle qué necesitas, cuánto tiempo y dinero puedes invertir y que te ofrecen por ese dinero. También sería aconsejable investigar si realmente incluyen todo lo que prometen con una calidad óptima.

¿Qué hago si no puedo gastar mucho y no sé cómo empezar?

Si estás empezando con tu proyecto, quizás no necesites invertir mucho dinero en crear tu página web. Puedes empezar investigando qué necesitas para crear tu página web para hacerlo todo por tu cuenta.

En Weblin tenemos un sistema automatizado con el que creamos tu página web con WordPress en 48h a un precio inferior al que te costaría hacer una web por tu cuenta y sin que tengas que hacer nada más que añadir los textos y las imágenes. También tendrás una configuración avanzada de toda tu página web con el tema Premium DIVI (más de 150 plantillas de diseños) y de todos los plugins necesarios para empezar como Yoast SEO (plugin más usado para el posicionamiento en Google) entre otros. Además, como incluye dominio (personalizado) y hosting, no tendrás que estar investigando cómo configurarlo todo.

En Weblin, queremos que tener presencia en Internet esté al alcance de todo el mundo.

Empieza tu página web